Productos de inversión

Todos los días leemos en la prensa o escuchamos en los medios de comunicación términos como “PIB”, “Euribor”, “Inflación”, “IFO”, “FED”, “BCE”… Pero también sucede lo mismo cuando acudimos a nuestra Entidad Financiera y nuestro interlocutor utiliza términos como “Fondos VaR”, “Gestión Alternativa”, “Total Return”, “Estrategia Long-Short”, “assets”, “Benchmark”,… por citar algunos ejemplos.

La terminología financiera que se emplea en la comercialización de productos financieros puede ser una importante barrera que dificulte la adopción de una decisión correcta en una inversión o en una financiación ya que por regla general, no estamos familiarizados con este lenguaje.

También el desconocimiento de algunos instrumentos y activos financieros que tenemos a nuestra disposición en los mercados, o su utilización incorrecta, puede incidir de forma negativa en nuestra economía, como por ejemplo en forma de un mayor sobrecoste de financiación o la realización de inversiones no acordes con nuestro perfil de riesgo, por citar un par de ejemplos.

Cada persona a lo largo de la vida tenemos nuestras propias necesidades de financiación o de inversión. No hay dos objetivos iguales por lo que conocer los principales productos de financiación e inversión, así como su funcionamiento, nos aportará más elementos de valoración para escoger aquel instrumento o activo financiero que más se ajuste a nuestra necesidad en ese momento.

 

This form is closed