¿Tienes cláusula suelo?

¿Cuánto de más he pagado por tener cláusula suelo?

Las clausulas suelo es otro caso más de conflicto con las entidades financieras.

Al igual que ocurrió en su día con las participaciones preferentes, valores convertibles o las coberturas de tipos de interés, en la mayoría de casos ha habido un desconocimiento por parte del cliente del alcance económico que representaba en este caso la inclusión de la cláusula en el contrato.

A esto hemos de añadir además las sentencias judiciales favorables a los clientes en las que se apela a la falta de transparencia y el carácter abusivo de la citada cláusula, motivos por los que se declaran su nulidad, como así lo estableció el Tribunal Supremo a través de una sentencia dictada en mayo del 2013.

Consideró el citado tribunal que el cliente no fue suficientemente informado del alcance jurídico y económico de la aplicación de la cláusula suelo.

Sin embargo, el Tribunal Supremo limitó en el tiempo el alcance de la nulidad: Declaró nula la aplicación desde el momento de la sentencia.

¿Pero… y qué pasaba con las cantidades satisfechas anteriormente?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea vino a resolver esta cuestión el pasado mes de diciembre. Considera que las sentencias judiciales españolas en virtud de las cuales anulaba la efectividad de la cláusula a partir de la sentencia supone una protección parcial de los derechos del consumidor ya que según las Directivas comunitarias, un consumidor no puede quedar vinculado a cláusulas abusivas, por lo que debe restituirse las ventajas obtenidas por las entidades financieras desde el inicio de la aplicación de la citada cláusula.

Por tanto la sentencia ha abierto la posibilidad de reclamar los importes cobrados por la aplicación de la cláusula suelo desde el inicio.

El Gobierno, a través de un Real Decreto ha fijado la fecha de un mes para que las Entidades establezcan un sistema de reclamación para sus clientes, con efecto de inicio del 21 de enero pasado.

Se trata de un proceso extrajudicial y gratuito y fija un plazo máximo de 3 meses desde que se produce la reclamación para su resolución.

A partir de aquí, ha habido entidades que se han pronunciado a favor del retorno de los importes indebidos por la aplicación de las cláusulas, y otras que apelan a la correcta comercialización de la misma por lo que deja en manos de la justicia la decisión sobre el retorno de estas cantidades en algunos casos, y en otros, se negociará caso por caso con los clientes.

Incluso hay entidades, que comunicarán a sus clientes afectados la opción de recuperar el importe cobrado de más en efectivo o con medidas compensatorias.

Llegados a este punto, ¿cómo saber si mi préstamo hipotecario está afectado o no?. Y en caso afirmativo, ¿Qué cantidad deben restituirme?

A la primera pregunta, la respuesta es ver si en las condiciones económicas del contrato existe una cláusula por la cual se fije un tipo de interés mínimo a aplicar para el caso de que la suma del índice de referencia y el diferencial se sitúe por debajo de ese tipo de interés.

Si no se dispone de una copia de la escritura se puede solicitar a la propia entidad o bien, a la Notaría que intervino en la operación.

En cuanto a la segunda pregunta, desde FdeFinanzas© hemos aprovechado las ventajas y herramientas que ofrece Excel para desarrollar una hoja de cálculo que nos indica de forma muy aproximada el importe total pagado de más por la aplicación de la cláusula suelo.

De una forma fácil, sencilla y al momento.

En el ejemplo que detallo a continuación, para un préstamo de 200.000 €, la diferencia por aplicación de la cláusula suelo ha sido de unos 4.470 €.

Como puede observarse también, ese importe pagado de más ha sido recogido tanto en el importe en las cuotas pagadas (Se ha pagado 2.690 € de más importe en cuotas por la aplicación de la cláusula suelo), así como en el capital pendiente de amortizar (Se ha amortizado 1.777 € menos por la aplicación de la citada cláusula).

Esta hoja de Excel diseñada por FdeFinanzas© puede tener en cuenta diferentes escenarios como cuotas crecientes, revisiones semestrales o anuales, índices de referencia como IRPH bancos, cajas, Mibor, Euribor, … , amortizaciones parciales o incluso con préstamos ya cancelados.

Espero que os pueda servir de orientación y para cualquier consulta estamos a vuestra disposición en FdeFinanzas©.