Planificación de la Jubilación

La JUBILACIÓN es uno de los principales objetivos financieros vitales que tenemos en la vida.

Cuando finalizamos nuestra etapa laboral y nos jubilamos, dejamos de percibir rendimientos del trabajo y actividades económicas, los cuales son sustituidos en parte por una prestación pública por jubilación. A través de la Tasa de Sustitución podemos observar que porcentaje representa la prestación por jubilación sobre el total de rendimientos por trabajo y actividades económicas

Sin embargo, debido a la evolución de las economías de los paises dotados con esta cobertura,  esta tasa de sustitución va perdiendo valor con el paso del tiempo. A pesar de que España tiene en estos momentos una de las Tasas de Sustitución más alta dentro de la UE, las últimas reformas de los Pactos de Toledo originará en los próximos años una convergencia a niveles de paises de nuestro entorno como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido…

¿Que factores inciden en la prestación por jubilación que recibiremos?. Los principales son:

  • AÑOS DE COTIZACION NECESARIOS: El mínimo son 15 años para percibir el 50 % de la prestación. Actualmente, para tener derecho al 100 % de la prestación, se necesitan 35,5 años de cotización, período que se irá incrementando en los sucesivos años hasta llegar al año 2027, donde será necesario haber cotizado 37 años.
  • BASES REGULADORA: A partir del año 2022, la base reguladora para el cálculo de la prestación será el resultado de dividir por 350 las 300 últimas bases de cotización. Por tanto, se tendrá en cuenta prácticamente las bases de cotización de la vida laboral del causante. Para el 2017, la pensión máxima de jubilación es de 2.573,70 € por 14 mensualidades.
  • FACTOR DE SOSTENIBILIDAD: Para el cálculo de la pensión se tendrá en cuenta la esperanza media de vida, ya que estamos en una tendencia de progresivo envejecimiento con menores cotizantes a la Seguridad Social. La finalidad es que se perciba la misma prestación en relación a nuestra contribución durante nuestra vida laboral. Por tanto, al vivir más años, se ha de aplicar una reducción en las prestaciones anuales para repartir la misma cantidad entre más años.
  • FACTOR DE ACTUALIZACION: La revisión de las pensiones ya no irán ligadas a la evolución del IPC, sino que se hará en función de una serie de cálculos que realizará el Gobierno cada año. El resultado estará siempre en la horquilla entre el 0,25% y el IPC+0,50%. Si como suponemos, la revisión se realiza en la parte baja, existirá una pérdida de poder adquisitivo para los próximos años en relación a la inflación.

Estas son algunas de las variables que influirán en la futura pensión que vamos a cobrar, por lo que se hace necesario realizar con la suficiente antelación un cálculo aproximado de la pérdida de ingresos y poder adquisitivo que tendremos a partir del momento de la jubilación. Estos cálculos nos ayudarán a establecer una planificación del objetivo para reducir al mínimo el impacto negativo.

Por eso, a partir de ahora ponemos en marcha una serie de herramientas de planificación basadas en Excel para estudiar, valorar y cuantificar cualquier objetivo de planificación. Comenzamos por la Jubilación, al que se irán incorporando nuevas herramientas que nos ayudará en la financiación personal, presupuesto familiar, gestión de carteras, …

Esperamos desde FdeFinanzas que pueda ser de vuestro interés.