Historia y Economia

La economía, las finanzas, el dinero… no siempre ha sido tal y como la conocemos actualmente. Muchas de las expresiones y palabras que utilizamos en la actualidad tienen orígenes en usos y costumbres antiguas y, en algunos casos, son un tanto curiosas.

 

Empecemos:

 

Y no se me ocurre mejor forma que recordar una de las mejores escenas de la película “La vida de Brian” (Monty Python, 1979), en la que en una reunión del Frente Popular de Judea, tras una dura crítica a los romanos, uno de los allí presentes pregunta: ¿Y a cambio los romanos que nos han dado?

 

Aquí van algunas:

 

Salario

Lo que hoy conocemos como salario tiene su origen en los inicios de Roma.

La sal, en aquella época, ya era un producto muy importante por sus cualidades tanto para cocinar como para conservar alimentos, como antiséptico en medicina,… Por ese motivo, unos 500 años antes de Cristo, se construyó una vía de aprovisionamiento de sal para Roma, llamada “Vía Salaria”, que recorría la península de Italia. A los soldados que protegían esta vía, recibían parte de su pago en sal, lo que dio origen a la palabra salario.

 

Dinero

No dejamos Roma.

La palabra “Dinero” tiene su origen en el “Denarius”, que a su vez procede de “Decem” o Diez en su traducción del latín. El denario romano era una moneda de plata que equivale a 10 ases y era muy común entre la sociedad romana.

En el medievo, en la época de Carlomagno se adopta la palabra “Dinero” para la moneda de menor valor, y se extiende a los reinos colindantes y a los reinos derivados del carolingio.

Con el tiempo, se generalizó el uso de la palabra para referirse al dinero en general, tal y como la conocemos hoy en día.

A día de hoy hay países que la denominación de su moneda deriva del antiguo “Denarius”, como por ejemplo: Dinar serbio, Denar macedonio, Dinar tunecino, Dinar jordano,….

 

 

Per Cápita

Esta expresión la utilizamos hoy por ejemplo para saber la riqueza producida en un año por habitante (PIB per Capita).

Se cree que su origen se sitúa en los antepasados de los romanos: Los etruscos, al no disponer de moneda, fijaban el precio de las cosas por medio de cabezas de buey (per cápita). Hoy en día se utiliza para definir la media por persona en estadísticas sociales referidas a la economía.

 

Pues sí, de la Antigua Roma, además de obras civiles, leyes como el Derecho Romano, usos y costumbres… también hemos heredado palabras y expresiones que utilizamos actualmente en economía.

 

Economía

Ya que acabamos de mencionar la palabra economía, su origen es de la Antigua…. Grecia:

La palabra “Economía” viene de la palabra “Oikos” (Casa) y “Nomia” (Norma, Ley o Administración).

Lo que actualmente se estudia en las universidades y escuelas de negocios, empezó siendo una expresión que servía para hablar de la gestión de la casa, de los recursos de un hogar, alimentación y sustento de una familia. Quizás sea necesario volver al origen de esta palabra para conocer su verdadero significado actual.

 

Ahorro

Su origen es árabe, y procede de la palabra “hurr” que podemos traducir por persona libre, en contraste con esclavo.

En la edad media, la palabra “hurr” derivó como arabismo para decir que una persona era libre, que no esclavo. A su vez, derivó en la palabra “ahorro” como cantidad a pagar para liberar a un esclavo o bien la cantidad que debía guardar un esclavo para comprar su propia libertad. Ya en el s. XIII ahorrar significaba “liberar de una carga o de un esfuerzo”

 

Bancarrota

Los primeros prestamistas y financieros italianos del medievo no tenían oficinas como las conocemos actualmente. Su actividad se realizaba en la calle, en zonas muy concurridas de gente como las plazas. Para ello utilizaban un banco de madera donde se sentaban y realizaban sus operaciones. Si se quedaban sin clientes o si no podían pagar sus deudas, cesaban en su negocio y rompían el banco, para mostrar que aquel lugar no era buen sitio para hacer negocios.

 

La economía no está tan solo presente en las palabras que utilizamos. A lo largo de los siglos se han utilizado las fábulas para enseñar a la gente aspectos importantes de la economía como el ahorro, la planificación, …

Uno de los autores de fábulas más importantes fue Jean La Fontaine, poeta francés del s. XVII.

 

¿Qué es una fábula?

Son relatos cortos, donde los personajes son animales por lo general y que tienen características humanas como el habla por ejemplo. Todas ellas al final dejan una enseñanza en forma de moraleja.

Algunas de las fábulas más conocidas son el de la “Hormiga y la Cigarra”, donde se enseña la importancia del ahorro, o la “Tortuga y la Liebre”, donde nos muestran la importancia de ser constantes en aquello que hacemos si queremos acabarlo.

 

Pero volvamos a las curiosidades:

 

¿Siempre se ha utilizado las monedas y billetes como forma de pago?

La respuesta es no. Actualmente, por ejemplo utilizamos tarjetas de crédito y débito, el móvil, …

A lo largo de la historia, en diferentes épocas y regiones se han utilizado otras formas de pago.

Oro, plata y piedras preciosas eran las más comunes, pero no las únicas:

  • Chocolate entre los Aztecas.
  • La importancia del ganado como moneda de cambio quedó de manifiesto en las primeras monedas romanas, llamadas pecunias, en las que había imágenes acuñadas de animales como el buey o el cerdo.
  • Pimienta: Por ejemplo, cuando los godos invadieron Roma, además de oro y plata exigieron como tributo pimienta.
  • La Sal, dela que hemos hablado al comienzo…

 

Conocemos la burbuja de la vivienda, del bitcoin,… pero, ¿Han existido burbujas en la antigüedad?

Sí, y la más conocida es la “Tulipomania”.

¿Qué es una “burbuja” económica?: Se aplica a los activos en los que, principalmente por motivos de especulación, su precio está muy alejado y por encima de su valor real: Llega un momento en que el precio es tan alto que no hay apenas compradores y se inicia un proceso de venta masiva.

Esta es la historia de la tulipomania:

Paises Bajos, s. XVII. 70 años atrás, procedente de Turquía y después de pasar por los jardines imperiales de Viena, llegó a esas tierras una planta ornamental que rápidamente se hizo muy popular a raíz de una publicación sobre la misma realizada por uno de los más prestigiosos botánicos de la época. Se trataba del Tulipán

La buena marcha de la economía y la necesidad de ostentación de la riqueza a través de los jardines originó una combinación explosiva que desencadenó un alza desmesurada de precios, llegándose a vender o hipotecar casas para comprar  los bulbos más raros de tulipanes.

Sin embargo, tras alcanzar precios máximos, una de las subastas de tulipanes quedó desierta por que no hubo comprador. Eso desencadenó la caída brusca de precios, con la consiguiente crisis y ruina para muchos ciudadanos.

 

Espero que haya sido de tu interés.

Próximamente volveremos con más temas de actualidad, como por ejemplo la nueva ley hipotecaria, la entrada en vigor de MiFID II, …

Hasta pronto.